URGENCIAS-NO-EMERGENCIAS-MÉDICAS

URGENCIAS NO EMERGENCIAS MÉDICAS

Spread the love

Un simple arañazo puede convertirse en un dolor grande si no se le da la atención requerida. Cuanto más se demore uno en tratar incluso una lesión pequeña, tanto más probable será que se convierta en un problema médico grave. El dejar de recibir los primeros auxilios rápidamente puede ser causa también de que sea necesario recibir un tratamiento más caro, más tarde. Y también existe el problema de la pérdida de tiempo en el trabajo.






Por ejemplo, el Gerente de prevención de accidentes de una compañía examinó cien informes de lesiones incapacitantes en base a esta pregunta: “¿Siguió la persona lesionada las instrucciones?”. En 45 de los casos examinados la respuesta fue No”. La mayor parte de las lesiones que estudió eran pequeñas. Incluso así, 45 trabajadores lesionados no siguieron las instrucciones. lo cual produjo una pérdida de trabajo de 225 días, o casi nueve meses de pérdida de tiempo de trabajo de un empleado debido a esos accidentes.

Es triste que algunas personas crean que es un motivo de vergüenza parar de trabajar el tiempo suficiente para que un enfermero o alguien entrenado en primeros auxilios limpien una cortadura o desinfecte un arañazo. Y es más triste cuando incluso el propio lesionado sabe que realmente necesita los primeros auxilios. Otras pueden creer que ellos — por ser las víctimas — saben mejor que nadie si una herida pequeña, necesita o no un cuidado especial. Hay también quienes piensan que es una indicación de falta de libertad el tener que obedecer al pie de la letra las reglas acerca de los primeros auxilios.





El tiempo ideal para detener una infección, por ejemplo, es cuando la herida está fresca. Si se descuida una cortadura, una quemadura, una magulladura o contusión, un arañazo o un chichón, el descuido puede ser causa de complicaciones serias.

Así que no dejen de dar la atención necesaria a una lesión pequeña. Reserven el tiempo necesario para que se les administre los primeros auxilios.

Naturalmente, la clase de primeros auxilios de que hemos hablado hasta ahora se ha referido exclusivamente a las lesiones muy pequeñas. Pero hay una clase diferente de primeros auxilios que se aplica a problemas serios. Esta clase de primeros auxilios es la emergencia o tratamiento temporal que se da en caso de sufrir una lesión o enfermedad repentina, antes de que llegue la atención médica profesional.

Las emergencias médicas graves pueden ocurrir en cualquier lugar y a cualquier hora. Ustedes deben aprender a responder a tales emergencias rápida y correctamente. ¿Saben dónde se encuentra el botiquín de primeros auxilios? ¿Sabrían que hacer si un compañero sufriera, por ejemplo, una electrocución?.. Los requisitos básicos para salvar una vida no cambian, pero cambia el tratamiento. El suministro de primeros auxilios puede ser afectado tanto por las condiciones físicas que rodean a una persona lesionada como por las mismas lesiones.





Si ustedes tienen que enfrentarse a una emergencia médica que requiere ayuda médica profesional, deben recordar los siguientes puntos:

1. No se dejen llevar por el pánico. Mantengan su calma.

2. Si necesitan poner en práctica una acción inmediata para salvar una vida (respiración artificial, control de una hemorragia, etc.), den el tratamiento adecuado sin tardanza.

3. Nunca muevan a una persona lesionada a no ser que sea necesario trasladarla al aire fresco o protegerla de un daño o peligro adicional.

4. Examinen con cuidado a la victima.
5. Busquen atención médica profesional inmediatamente.



Teniendo en cuenta estas pocas ideas y si se ha recibido un entrenamiento adecuado en el tratamiento o suministro de primeros auxilios, es posible disminuir la gravedad potencial de las lesiones que sufren. Las emergencias médicas pueden ocurrir en cualquier lugar y a cualquier hora.