SOLDADURA

CHARLAS DE 5 MINUTOS, SOLDADURA

Vamos a dedicar la charla de hoy a tres aspectos importantes de la soldadura: el fuego, los humos y la cara. Cuando vayan a soldar algo, siempre tienen que inspeccionar cuidadosamente el lugar, por si hubiera peligros de incendio, la madera, papeles y otros materiales inflamables deben ser sacados. No hay que empezar a soldar en un lugar donde haya líquidos inflamables, sin antes consultar con su supervisor.




Los pisos de madera deben ser limpiados muy bien antes de empezar a soldar sobre ellos y habrá que cubrirlos con un metal o con algún otro material resistente al fuego. En algunos casos hasta será aconsejable mojar el piso, pero ésta puede ser la causa de un peligro de choque eléctrico del cual deberán protegerse si están soldando con electricidad. Si tienen que soldar en lugares húmedos deben usar una plataforma aisladora.




Tengan cuidado de que no haya rajaduras en las cuales puedan penetrar las chispas y nunca permitan que el material caliente caiga en los pozos de las máquinas. Las puertas abiertas, las ventanas rotas y otras aberturas similares, deberán ser protegidas con cortinas. La escoria puede resbalar por el suelo, por lo tanto la cortina debe estar en contacto con éste.

Si tienen que soldar cerca de materiales inflamables hay que tener a mano un extintor de incendio, es posible que sea necesario que un trabajador se encuentre a una distancia conveniente con una manguera de agua contra incendio, a fin de apagar las chispas. Si tienen que soldar o cortar un tanque o tambor que haya contenido líquidos inflamables o gases, no hay que empezar a hacerlo hasta que las pruebas de gases hayan demostrado que no hay vapores peligrosos. Nunca estén satisfechos cuando les digan que el tanque o el tambor, ha sido probado previamente. Insistan en que la prueba se haga inmediatamente antes de empezar a trabajar.




La buena ventilación es absolutamente necesaria en todas las operaciones de soldadura. Muchas de estas operaciones producen humos que son peligrosos en concentraciones altas y una buena ventilación es el mejor método para protegerse de este peligro. No hay que colocar biombos, alrededor del lugar de trabajo, que implidan la buena circulación del aire, si es necesario instalar equipos de ventilación. Si tienen alguna duda sobre lo adecuada que es la ventilación, pregunten al supervisor. No vayan a soldar en un espacio pequeño o en un tanque o en cualquier otro lugar cerrado, sin primero consultar sobre la ventilación.

La protección de la vista es también una necesidad en todos los trabajos de soldadura y la protección completa de la cara es necesaria en muchos de estos trabajos. Una vez que se les haya indicado la protección que deben usar en el trabajo úsenla siempre ya que es lo que se considera más seguro y lo que más los protegerá.




La protección de la cara y los ojos es necesaria muchas veces cuando los soldadores realizan otras operaciones que no son las de soldar en sí. Este es el motivo por el cual los soldadores con equipos eléctricos necesitan, además de la careta regular, anteojos de protección. Cualquier soldador sabe que muchas veces hay que limpiar y golpear el metal en el trabajo y mientas esto se puede hacer con la careta levantada existe el peligro de que las partículas de metal entren en los ojos.

Básicamente, sin embargo, la protección de los ojos ha sido diseñada para protegerlos contra chispas, escorias y material derretido y contra las quemaduras por calor, causadas por la radiación del equipo de soldadura, si observan las normas de protección para la cara y para los ojos, que les damos aquí en la Empresa, no tendrán ningún problema, ni sufrirán lesiones en estas partes del cuerpo.