Seguridad con las Mangueras de Alta Presión

SEGURIDAD CON LAS MANGUERAS DE ALTA PRESIÓN

Spread the love

Todos los equipos hidráulicos y cada una de sus partes deben estar siempre en excelente estado, para esto debemos realizar un mantenimiento preventivo permanente y una inspección visual luego de cada uso para ubicar daños o deterioros que pueden generarse durante las operaciones.




En los sistemas hidráulicos el componente que requiere de mayor cuidado, y que encierra un cierto grado de riesgo son LAS MANGUERAS debido a que es un componente de alta presión flexible. Las mangueras son arrastradas a través del suelo. La vida de la manguera no está determinada por un determinado tiempo de uso sino que está determinada por su condición, su estado.

Una manguera hidráulica está compuesta por extremos, cuerpo, anillos metálicos, línea de presión, línea de retorno, sistema antiquiebre y conectores. Internamente están recubiertas por una doble capa de acero. Las mangueras son dobles, utilizando una construcción paralela: por una fluye alta presión desde la bomba hacia la herramienta y por la otra fluye baja presión de la herramienta hacia la bomba.




En una manguera hidráulica la parte más crítica es la parte de contacto entre la manguera y el conector debido a que la manguera tiene cierto grado de flexibilidad y el conector es una pieza metálica, rígida que garantiza mantener el conector en su sitio. Es este sector el que hocasionado muchos accidentes al presentarse un quiebre en ese sitio. Por eso es que debe tener sistemas de protección al quiebre, ya sea a través de tubos de vinilo o sistemas de resortes de acero.




En una manguera hidráulica la parte más crítica es la parte de contacto entre la manguera y el conector debido a que la manguera tiene cierto grado de flexibilidad y el conector es una pieza metálica, rígida que garantiza mantener el conector en su sitio. Es este sector el que hocasionado muchos accidentes al presentarse un quiebre en ese sitio. Por eso es que debe tener sistemas de protección al quiebre, ya sea a través de tubos de vinilo o sistemas de resortes de acero.




Una fuga de aceite a alta presión por una manguera puede traspasar el cuerpo de una persona aún teniendo equipo de protección personal. No solo han habido pérdidas de manos, brazos, pies, sino muertes por daños en órganos vitales en tórax y abdomen; no solo perfora y traspasa el cuerpo humano sino que presenta un daño grande por contaminación del tejido muscular con fluido hidráulico.

CUIDADO DE LAS MANGUERAS:

•Garantice que los sistemas antiquiebre estén en su sitio.
• No quiebre la manguera; estírela completamente cuando la use.
• No permita que la manguera se doble con diámetro menor de 10 cm.
• Mantenga los equipos bien almacenados.
• No jale las herramientas ni la bomba utilizando las mangueras.
• No permita que las mangueras se enreden entre sí.
• No utilice la manguera para sostener la herramienta.

MANTENIMIENTO DE LAS MANGUERAS

1. Después de cada uso
• Revise el sistema antiquiebre y colóquelo en su sitio.
• Revise visualmente toda la manguera para determinar: quiebres, cortes, perforaciones, abrasiones, etc.
• Revise y mantenga limpios los conectores. Colóqueles los tapones guardapolvo.

• Si la escena estaba contaminada con aceites, combustibles, sangre, otros líquidos o algún material peligroso proceda a realizar su limpieza y descontaminación de acuerdo a los procesos establecidos para cada producto contaminante.

• Retire todas las partículas metálicas y fragmentos de vidrio que pudiesen estar adheridos a la manguera.




2. Anualmente

Cada año se recomienda hacer un mantenimiento preventivo a todos los componentes del equipo hidráulico por parte de un Técnico certificado por el fabricante, que incluya una prueba de presión a las mangueras.

REEMPLAZO DE LAS MANGUERAS:


Las mangueras se deben reemplazar inmediatamente cuando:
Exista una fuga por pequeña que sea debe ser retirada de
servicio inmediatamente.

• Se observen deformaciones en su estructura, las cuales pueden haber sido producidas por quiebres, por haber estado sometidas a pesos exagerados como cuando se pisan con un carro, mal almacenamiento, etc.

• Cuando se presenten pérdidas del protector externo de la manguera.
• Cuando se observen perforaciones, aún tan pequeñas como del tamaño de un alfiler.
• Cuando hay un quiebre excesivo en el sitio de contacto entre la manguera y la parte metálica ferrulada donde va el conector.
• Para mangueras de caucho, se recomienda que se deben cambiar al menos cada seis años de uso normal *.
• Para mangueras de termoplástico se recomienda que deben ser reemplazadas al menos cada ocho (8) años de uso normal *.