SEGURIDAD CON LAS AMOLADORAS DE BANCO

SEGURIDAD CON LAS AMOLADORAS DE BANCO

Spread the love

También conocida como esmeril, se llama amoladora a una máquina herramienta presente en la mayoría de talleres e industrias de fabricación mecánica y que tiene diversos usos según sea el tipo de discos que se monten en el eje de la misma.




Hay amoladoras pequeñas manuales, de sobremesa, pero las más comunes son las amoladoras de banco que constan de una bancada encima de la cual se acopla la máquina que consiste en un motor eléctrico a cuyo eje de giro se acoplan en ambos extremos unos discos de varios materiales sobre los que podemos realizar tareas como pulido y abrillantado de metales (con discos de material blando y flexible), quitar las rebabas que puedan tener algunas piezas (con discos de alambre), desbastar piezas metálicas (con discos de grano grueso) o afilar las herramientas de corte (con discos de grano fino).




La velocidad de giro de estos motores, y por lo tanto de las piedras, es muy elevada por lo que hay que adoptar diversas medidas de seguridad, especialmente proteger los ojos con gafas adecuadas para evitar que se les incrusten partículas metálicas que salgan despedidas.

Componentes de las amoladoras

Cubiertas o casquetes de protección de las piedras; sirven para evitar el contacto del operador con las partes en movimiento, evitar la proyección de partículas de la piedra o chispas de la pieza en trabajo o retener trozos de piedra en caso que se rompa durante la operación.

Es de gran importancia que la cubierta encierre la piedra por ambos costados. Cuando la piedra es nueva ocupa todo el espacio que deja la cubierta protectora; sin embargo a medida que se desgasta se crea un espacio cada vez mayor; y, mientras mayor es la diferencia de diámetro entre la piedra y la cubierta protectora, mayor será la distancia que alcance la proyección de las partículas.




Al no tener protección, las partículas proyectadas pueden alcanzar los ojos y el rostro del operador causándole daños que pueden llegar a ser severos e incluso la muerte.

Pantallas visuales ajustables. Aún cuando la cubierta de protección desvía las partículas, algunas de éstas, al golpear contra la pieza o material que se trabaja, pueden proyectarse hacia los ojos del operador. Para evitar esto, el equipo debe poseer pantallas visuales de cristal inastillable que interceptan las partículas y chispas.

Soporte de apoyo para herramientas o materiales. Sirve para sostener las piezas o herramientas. Debe ser ajustable y nunca debe encontrarse a distancia mayor de 3 mm. de la piedra debiendo ajustarse a medida que el diámetro de la piedra disminuye por el desgaste evitando que la piedra arrastre la herramienta o pieza en trabajo y la mano del operador logrando un trabajo cómodo y seguro.

Las amoladoras deben contar también con un motor eléctrico que proporciona la fuerza motriz a la piedra; botones de partida y detención, recipiente de enfriamiento y pedestal.





Precauciones con el uso de las amoladoras:

• Las piedras deben trabajar siempre a velocidades que no superen las recomendadas por el fabricante; es decir que la velocidad del eje del equipo de esmerilar, no debe sobrepasar la velocidad marcada en la piedra. Tampoco debe trabajar a velocidades reducidas que permitan el desperdicio de los materiales abrasivos de las piedras.

• Reacondicione la piedra si se encuentra desequilibrada o descentrada; hágalo solo si usted está entrenado para esta operación. Nunca fuerce la piedra al montarla en el eje; si lo hace se expone a accidentes graves al romperse la piedra en fragmentos.




• Al iniciar el trabajo no deberá golpear ni presionar la pieza contra la piedra, lo debe hacer en forma progresiva. No fuerce la pieza cuando esmerila hasta el punto de hacer disminuir la velocidad del motor o hasta que la pieza se caliente.

• Use arandelas limpias y blandas en cada lado de la piedra, nunca apriete la tuerca excesivamente y hágalo con la llave correcta.

• Si retira la piedra del equipo, guárdela donde no corra peligro; evite golpear las piedras por los costados. Las piedras deben almacenarse en lugares secos no estén expuestos a temperaturas extremas para evitar su rotura, estos lugares deben identificar las piedras almacenadas, incluyendo diámetros y las R.P.M.

• Las piedras deben ubicarse en forma vertical descansando sobre los bordes y libres de cargas ajenas a su propio peso.

• Aún cuando el esmeril cuente con todas sus protecciones el operador debe usar el equipo de protección personal que comprende protección visual y facial (lentes de seguridad y careta facial), guantes, protección auditiva, delantal de cuero para proteger el cuerpo y casco. Póngase el EPP antes de hacer funcionar el esmeril.