enf ETS

¿Qué son las enfermedades de transmisión sexual (ETS)?

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) son infecciones que se transmiten de una persona a otra a través del contacto sexual.

También se les conoce como infecciones de transmisión sexual (ITS) o enfermedades venéreas (EV).

Algunas enfermedades de transmisión sexual se pueden propagar mediante el uso de agujas de drogas no esterilizadas, de madre a hijo durante el parto o la lactancia, y las transfusiones de sangre.







La áreas genitales son generalmente ambientes húmedos y cálidos, ideales para el crecimiento de levaduras, virus y bacterias.

Las personas pueden transmitir microorganismos que habitan la piel o las membranas mucosas de los genitales. Los organismos infecciosos también pueden moverse entre las personas en semen, secreciones vaginales o sangre durante las relaciones sexuales.

Las personas transmiten las ETS con mayor facilidad cuando no están usando dispositivos anticonceptivos, como condones, diques y juguetes sexuales desinfectantes.

Algunas infecciones pueden transmitirse a través del contacto sexual, pero no se clasifican como ETS. Por ejemplo, la meningitis puede transmitirse durante el contacto sexual, pero las personas pueden adquirir una infección por esta enfermedad por otras razones. Por lo tanto, no se clasifica como una ETS.







La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que hay más de 1 millón de nuevas enfermedades de transmisión sexual adquiridas cada día a nivel mundial.

Las personas entre las edades de 15 y 24 años adquieren la mitad de todas las nuevas enfermedades de transmisión sexual, y 1 de cada 4 mujeres adolescentes sexualmente activas tiene una enfermedad de transmisión sexual. Sin embargo, las tasas de ETS entre los adultos mayores están aumentando.

Las siguientes secciones explican las enfermedades de transmisión sexual más comunes.