PROTECCIÓN CONTRA CAÍDAS, UNA CAÍDA DE LO MÁS NECIA

PROTECCIÓN CONTRA CAÍDAS, UNA CAÍDA DE LO MÁS NECIA

Cuando entramos al ámbito del trabajo, la protección contra caídas a menudo nos hace dirigir nuestra mirada hacia arriba, hacia las personas que se encuentran en los lugares más altos, como por ejemplo; Los trabajadores de la industria del petróleo e incluso de los podadores de árboles. Pero, ¿qué decir de sus trabajadores, que posiblemente no trabajan en alturas elevadas?, ¿ha evaluado cuidadosamente su lugar de trabajo y todas sus superficies para proteger a sus empleados contra posibles lesiones? ¿Ha considerado las situaciones normales o incluso las que parecen sin sentido, a fin de proteger a sus trabajadores?.





Si piensa que el sentido común prevalece cuando se trata de la protección contra caídas, piense nuevamente. ¿Dónde debería empezar?, ¿Cómo transmitir a sus empleados el mensaje de una necesidad tan simple como la protección contra las caídas?

A CONTINUACIÓN SE DESCRIBEN SIETE MEDIDAS QUE PUEDEN ADOPTAR:

1. Haga una auditoría de su sitio de trabajo:

Evalúe todas las superficies que se usan para caminar y trabajar, incluidos los pisos, escalones y escalera, para detectar áreas desiguales o dañadas. No se olvide los umbrales u otras áreas inusuales, como las zonas de despacho, los lugares desgastados en portales o los puntos donde confluyen dos superficies de pisos diferentes.





2. Haga una auditoría de sus empleados:

¿Están preparados y tienen la protección de sus pies para que puedan caminar y trepar en forma segura?. Más de un empleado ha tratado de usar zapatos de protección incómodos o de calidad deficiente y ha sufrido una caída.

3. Realice los cambios necesarios:

Comience con una política bien planificada y continúe con los otros elementos de corrección y educación. Establezca un plan y aplíquelo rigurosamente y realice fielmente las correcciones que sean necesarias.

4. Eduque a sus empleados:

Asegúrese que cada empleado conozca la política de la compañía y está bien informado de los peligros potenciales en su sitio de trabajo. Cambie el enfoque de sus programas educacionales y alterne de una área a otras. Concentre en el calzado y asegúrese que usen los tipos de zapatos correctos para el trabajo que realizan. Inculque en los trabajadores la idea de que no deben correr, en especial cuando suben escaleras. Pida a los trabajadores que le informen sobre los problemas o las correcciones necesarias, a fin de que pueda adoptar una acción rápida.




5. Busque mejores formas de lograr que el trabajo se realice en una manera más segura:

En lo posible, reemplace las escalera por gradas, trate de que los sistemas de protección contra caídas sean integrados en los diseños o provee ayuda en el traslado de objetos de tamaño excesivo. Evalúe las superficies de los pisos para ver si son antideslizantes. Revise si los materiales de los pisos de entrada tiene superficies resbalosas, en especial los que normalmente están mojados. Haga cambios que sean apropiados para el uso de las necesidades.





6. Asegúrese que las herramientas estén disponibles cuando se las necesite:

Si sus empleados deben limpiar algún derrame, bien sea una bolsa rota con un producto como la cal, o un envase de bebida gaseosa, procure que las herramientas y suministros que se requieren para limpiar estos derrames estén a disposición y al alcance de los empleados. Enseñe a los empleados a estar orgullosos de su área de trabajo y a mantenerla ordenada y despejada de productos amontonados o dañados.

7. Seguimiento:

Todo programa eficiente necesita un seguimiento consistente a fin de que sea constantemente acatado. Es posible que se requiere hacer esfuerzos en forma diaria, semanal o mensual, según las características de su empresa. Mida sus esfuerzos mediante la producción y las lesiones anteriores.