ME-FALTA-ENERGIA6

Principales razones por las que estás cansado todo el tiempo y cómo recuperar tu energía

Spread the love

Estar constantemente cansado puede causarte problemas. Entonces, ¿por qué te sientes cansado todo el tiempo? Aquí hay algunas razones y  también algunas formas de como recuperar tu energía.

¿Te cuesta levantarte de la cama? ¿te sientes constantemente agotado y recurres a las pastillas para adelgazar como: barras de proteínas, café y golosinas azucaradas para pasar el día?

Si es así, estás lejos de estar solo. La investigación de los analistas de mercado revela que uno de cada tres de nosotros admitimos que estamos permanentemente agotados debido al ritmo de la vida moderna. Como resultado, las ventas de suplementos, bebidas energéticas y barras energéticas se dispararon más del 5% en el último año como parte de nuestra desesperada oferta para combatir el agotamiento.




No es de extrañar que las cifras de una encuesta muestren que un 97% de nosotros afirmamos que nos sentimos cansados ​​la mayor parte del tiempo, y los registros de los médicos revelan que el 10% de las personas que visitan a su médico están allí únicamente para investigar el cansancio inexplicable.

Tanto es así que los médicos incluso han creado un acrónimo útil, TATT (Cansado todo el tiempo), que anotan en sus notas cuando un paciente se queja de fatiga constante, por esta razón, aquí te señalaremos algunas de las causas y cómo lidiar con ellas.

  1. No estás haciendo suficiente ejercicio

Puede ser lo último que te apetezca, pero evitar el ejercicio porque estás cansado realmente te hace sentir peor.




Los adultos tienden a estar más sanos, por la frecuencia en que hacen ejercicios ligeros por lo menos tres días a la semana durante solo 20 minutos logrando así sentirse menos fatigados y con más energía después de las seis semanas.

Esto se debe a que el ejercicio regular hace que el corazón y los pulmones funcionen más eficientemente, entregando oxígeno y nutrientes vitales alrededor del cuerpo.

La próxima vez que tengas la tentación de tirarte al sofá, enfréntate a una caminata de 10 minutos, te sentirás más alerta.

  1. No duermes tan bien como crees






Apagar: los aparatos antes de acostarse pueden significar un sueño roto.

Investigaciones recientes muestran que muchos de nosotros sobrevivimos en el llamado “sueño basura”, lo que significa despertar con frecuencia durante toda la noche. No repone nuestros niveles de energía, así como largos períodos de sueño continuo.

El “sueño chatarra” puede ser causado por el estrés, pero también por sobre estimular el cerebro demasiado cerca de la hora de acostarse. Por ejemplo, revisando correos electrónicos o usando tabletas y teléfonos inteligentes que emiten una luz azul que se encuentra para interrumpir el sueño engañando al cerebro para que produzca hormonas de “despertar” justo cuando necesita relajarse.

Para evitar el sueño basura, necesitas desarrollar una buena higiene del sueño, lo que significa ir a la cama a la hora establecida, prohibir las pantallas una hora antes y desarrollar una rutina de relajación que prepare a tu cuerpo para dormir, como baño tibio, seguido de una bebida láctea y media hora leyendo algo fácil de llevar.

  1. Estás deshidratado





Perder tan solo el 2% del contenido normal de agua de tu cuerpo puede producir desgaste en tus niveles de energía.

Y es sorprendentemente fácil deshidratarse, especialmente porque tendemos a perder nuestro reflejo de sed a medida que envejecemos.

Trabajar en una oficina con aire acondicionado, dar un largo paseo o simplemente olvidarse de beber regularmente puede conducir rápidamente a niveles de fluidos agotados.

Esto hace que la presión arterial baje y significa que no llega suficiente sangre al cerebro o los músculos. Esto puede causar dolores de cabeza, fatiga y pérdida de concentración.

Debes tratar beber cada dos horas. Si no orinas regularmente o tu orina está muy oscura, es señal de que necesitas beber más.

“El agua es lo mejor, pero si la encuentras aburrida, agrega menta, limón o pepino para darle vida al sabor”.