OIRA-USTED-TAN-BIEN-MAÑANA

CHARLAS DE 5 MINUTOS, ¿OIRA USTED TAN BIEN MAÑANA?

¿Como están María y los niños?, usted pregunta a un compañero de trabajo durante la hora del almuerzo. Su amigo le mira con ojos vacíos, se rasca la cabeza y contesta: “Bueno, dicen que va a llover esta tarde”. Ahora el que tiene un vacío en la mirada es usted. Se acaba de enterar de que su amigo no oye bien. ¿Es esto el resultado de exposición prolongada a ruido en el trabajo? Usted piensa acerca del ruido que le rodea constantemente.







Estemos conscientes de ello o no, el ruido nos rodea casi constantemente. Este problema no es nuevo. La pérdida de audición industrial fue diagnosticada ya entre los caldereros. Hoy día millones de trabajadores en todos los países del mundo tienen problemas de audición que están directamente relacionados con el ruido ocupacional. Creo que todos debemos estar conscientes de los problemas que el ruido puede crear en nuestra salud, los problemas crónicos más comunes incluye: dolores de cabeza, presión alta de la sangre, aumento de ansiedad deficiente visión y pérdida de la audición. Pero una resonancia de alta frecuencia también puede dañar los sistemas cardiovascular, respiratorio y nervioso central. Los ruidos además contribuye a una baja moral, pérdida de la concentración, pérdida de productividad, ausentismo e insatisfacción con el trabajo que se realiza diariamente. Muchos expertos en ruidos nos dicen que los seres humanos nos acostumbramos fácilmente al ruido; y eso es un grave problema, en verdad, nos podemos adaptar a un ruido alto o molesto, pero eso no significa que no nos seguirá haciendo daño. Las máquinas y equipos con los que trabajamos todos los días y que producen sonidos fuertes y molestos pueden llegar a causamos problemas en la audición.







Como ustedes comprenderán, yo no tengo el tiempo para ir constantemente recordando a cada uno de ustedes que deben ponerse la protección auditiva necesaria, más de una vez hemos comentado sobre la necesidad de trabajar siempre con protección auditiva. Cada uno de nosotros somos la mejor defensa que tenemos contra el ruido que nos rodea.

A continuación le recordamos brevemente 3 cosas más que podemos hacer para reducir el ruido que nos rodea:

• Inspeccionar todas las máquinas regularmente, y arreglar aquellos equipos que funcionan con demasiado ruido.

• Realizar los trabajos ruidosos cuando haya menos personal en las cercanías.

• Apagar las máquinas ruidosas cuando no se las esté operando.







Debemos siempre recordar que el ruido nos envuelve constantemente y no sólo aquí en nuestro trabajo, sino también en los hogares y en la calle. Muchas veces podemos oír tan bien la televisión y la radio si bajamos un poco el volumen. Incluso algunos de los artefactos caseros qué utilizamos pueden funcionar mejor y hacer menos ruido si los mantenemos en perfectas condiciones de funcionamiento. Y también podemos decir a nuestros niños que no se comuniquen gritándose de un extremo a otro de la casa “Si el ruido en cualquier lugar puede ser infernal, el silencio también puedo ser oro”. Seria muy triste que llegara un día en que ni siquiera pudiéramos oír las risas de nuestros niños.