LA-HERRAMIENTA-MÁS-ÚTIL-PARA-MOTIVAR-2

CHARLAS DE 5 MINUTOS, LA HERRAMIENTA MÁS ÚTIL PARA MOTIVAR

Si se le pidiera que escribiera una lista de todas las maneras posibles de motivar a sus subordinados, seguramente el elogio sería una de las primeras.

Efectivamente , el elogio es una de las formas más eficaces para lograr la motivación, el deseo de superación y un rendimiento más alto.

Teóricamente se podría afirmar que la mayoría comparte la misma opinión en cuanto a la importancia del elogio, como fuente de motivación, sin embargo, no son muchos los que verdaderamente la ponen en práctica. Muchos emplean más tiempo criticando los errores y defectos del trabajo de los demás que el que emplean elogiando el buen trabajo. No es que faltan oportunidades para elogiar el buen trabajo o al buen trabajador, sino que existe una tendencia en no dar el reconocimiento debido por un buen trabajo.

La actitud de elogiar a los subordinados no implica que no se debe criticar ni corregir los errores, porque la crítica es también necesaria y productiva, aunque sólo cuando se realiza constructivamente. Existe la tendencia en algunos de criticar el trabajo señalando las imperfecciones y aspectos negativos en tono brusco ó déspota algunas veces. En realidad esta actitud es contraproducente ya que se obtienen mejores resultados cuando se elogia y se crea en el subordinado un alto grado de satisfacción profesional.







Debemos tomar el tiempo suficiente para elogiar y dar reconocimiento al buen trabajo realizado, porque así se manifiesta interés, se expresa gratitud y se engendra en el orgullo profesional que conlleva a nuevas metas, a una mejor relación entre el supervisor y el subordinado a eliminar por otro lado, el estado de insatisfacción que impide el deseo personal y profesional de crecimiento. Se debe dejar al subordinado saborear el placer de sentirse elogiado por un buen trabajo y se le debe grabar fuertemente en su mente que se espera de él aún mejores resultados en el futuro y que sus logros serán reconocidos.


La frecuencia con que se debe elogiar al subordinado varía con la personalidad que posee. Hay personas que necesitan más atención que otros e individuos inseguros que requieren reconocimiento repetidamente. La mayoría de las personas no necesitan recibir elogios a cada momento, pero si necesitan con frecuencia ciertas indicaciones de que su trabajo es aceptable y bueno y que se le reconoce como tal. También hay que tener en cuenta a las personas que día a día realizan un buen trabajo y que no requieren supervisión constante pues son éstas las que frecuentemente se pasan por alto y no se les reconoce sus contribuciones.







Todos deben recordar que el elogio – no la critica, es la herramienta más útil que tienen de su parte para motivar a sus subordinados a que realicen un mejor trabajo. A veces vale mas dejar pasar por alto una crítica que un elogio.