Entrevista organizacional

Spread the love

C:\Users\Michael\Desktop\ari.jpg

La entrevista es una técnica de interrogatorio que se caracteriza por su aplicación interpersonal o “cara a cara”.

Ésta se utiliza con el fin de obtener información en forma amplia y detallada, por ello las preguntas suelen ser abiertas y se aplica a quienes poseen datos y experiencias relevantes para el estudio.

Al realizar una entrevista es necesario cultivar el arte de escuchar, no sólo oír y recordar, sino también “aparentar que se escucha” a través del lenguaje corporal y el contacto ocular (Woods, 1989:93).

Se recomienda no juzgar las ideas de los entrevistados y adaptarse a sus normas o condiciones de vida. Es mejor, “ponerse de su lado” para inspirarles confianza y proporcionen al investigador la información necesaria.

a- Notas de una entrevista.

Es una técnica empleada con distintos fines. En este rubro nos referiremos a la entrevista formal e informal. La charla que se mantiene al finalizar una clase, es una práctica de entrevista informal:

no está preparada, no tiene un fin específico, no se ajusta a ningún molde; en cambio, tiene la riqueza de la espontaneidad, de la cercanía, de la posibilidad de abordar temas o problemas de forma directa, centrándose en aquellos asuntos de interés que preocupan, al tutor y tutorado. En este sentido su eficacia es visible, porque da respuesta a una inquietud concreta y no está revestida de los ropajes de lo formal.

b- Momentos de una entrevista.

Las primeras impresiones son de gran importancia, así que, debes dar una buena impresión. Muchos empresarios consideran que tras haber visto entrar por la puerta a un candidato, observar la forma de dar la mano y sentarse, son capaces de decidir sobre su valía

Saluda al entrevistador con una fórmula convencional.

Siéntate derecho. Sentarse al borde de la silla suele denotar inseguridad, y hacerlo repantigado, falta de respeto.

No seas el primero en extender la mano, espera a que tomen la iniciativa ellos.

Saluda con un apretón de manos y sonríe, mirándole a los ojos

No te sientes hasta que te lo digan

No tutees si no te lo indican

Estate atento y simpático

Evita ponerte nervioso y, si lo haces, evita los gestos que lo demuestran (morderse las uñas, golpear con el boli en la mesa, agitarse en el asiento.

No fumes

No interrumpas

Mira al entrevistador a los ojos, pero sin intimidar

Deja que él tome la iniciativa

No hables demasiado, ni demasiado poco. En el equilibrio está la virtud.

Cuida tu lenguaje

No peques de agresivo ni de sensibles

No te aproximes mucho a él

No pongas los codos encima de la mesa del entrevistador

No cruces los brazos, puede parecer que estás a la defensiva

Si te ofrecen una bebida puedes aceptar pero, que no sea alcohólica

LA FORMA DE EXPRESARTE

Piensa antes de contestar

Responde clara y brevemente

Di siempre la verdad

Si te preguntan sobre ti mismo, enfatiza tu formación, experiencia y resultado de tus trabajos

No uses palabras rebuscadas

No respondas con evasivas o dudas, ni con monosílabos

No esperes demasiado tiempo para responder, podría parecer síntoma de distracción

No utilices expresiones tajantes “siempre, nunca”, ni utilices latiguillos “ósea”, “este”, “bueno”…

Muestra entusiasmo por el trabajo, pero no lo supliques

Nunca hables mal de las empresas en las que has trabajado

No te niegues a responder preguntas

Si te hacen preguntas de tipo cómo: si va de viaje con su novio ¿qué piden, una o dos habitaciones?; responde que en tu opinión ese asunto es irrelevante para deducir tu idoneidad para el puesto al que optas. Dilo con seriedad pero no con agresividad. Estas preguntas valoran tu control emocional

LA ACTITUD

Piensa positivamente

No pidas el puesto como si fuera una limosna

No digas que necesitas terriblemente el trabajo

No critiques a pasados empresarios

EL INTERÉS

Haz preguntas, pero sin parecer prepotente

Si tienes dudas, pregunta sobre las posibilidades de promoción, la empresa o el puesto de trabajo

Los temas económicos siempre son espinosos. Pregunta si tienes dudas, pero que no parezca que es tu principal motivación.

Expresa siempre tu agradecimiento

c- Características de un informe de una entrevista.

Un informe de entrevista es un texto mediante el cual se comunica la información obtenida durante una entrevista. En el informe se trascriben solamente algunos fragmentos del diálogo.

La información se presenta mediante un texto conversacional, es decir un texto que refleja la interacción, por turnos, entre dos o más participantes.

Además de presentar la formulación pregunta-respuesta, se pueden agregar descripciones del entrevistado, del lugar y del ambiente en que se realizó la entrevista, opiniones o comentarios, etcétera.

Para escribir el informe de entrevista, piensa en los siguientes:

El contenido. Son los puntos más relevantes, interesantes o polémicos; la importancia de la persona entrevistada, los objetivos de la entrevista y la importancia del tema.

La organización. En una entrevista escrita podemos distinguir tres partes: introducción (objetivo de la entrevista y presentación del entrevistado); cuerpo o desarrollo (preguntas y respuestas más relevantes); y cierre o conclusión.

Lenguaje. En una situación comunicativa formal como la entrevista, el lenguaje, se adapta a la ocupación, estudios y género del entrevistado. Es conveniente respetar algunas expresiones propias del entrevistado, como palabras coloquiales, regionalismos o términos especializados. Con ello se logrará dar veracidad y realismo al informe.

d- Elementos del informe de una entrevista.

Un informe de entrevista es un texto mediante el cual se comunica la información obtenida durante una entrevista. En el informe se trascriben solamente algunos fragmentos del diálogo.

La información se presenta mediante un texto conversacional, es decir un texto que refleja la interacción, por turnos, entre dos o más participantes.

Además de presentar la formulación pregunta-respuesta, se pueden agregar descripciones del entrevistado, del lugar y del ambiente en que se realizó la entrevista, opiniones o comentarios, etcétera.

Para escribir el informe de entrevista, piensa en los siguientes:

El contenido. Son los puntos más relevantes, interesantes o polémicos; la importancia de la persona entrevistada, los objetivos de la entrevista y la importancia del tema.

La organización. En una entrevista escrita podemos distinguir tres partes: introducción objetivo de la entrevista y presentación del entrevistado); cuerpo o desarrollo preguntas y respuestas más relevantes); y cierre o conclusión.

Lenguaje. En una situación comunicativa formal como la entrevista, el lenguaje, se adapta a la ocupación, estudios y género del entrevistado. Es conveniente respetar algunas expresiones propias del entrevistado, como palabras coloquiales, regionalismos o términos especializados. Con ello se logrará dar veracidad y realismo al informe.