dolor-de-articulaciones

¿Cómo aliviar el dolor en las articulaciones? Causas y cómo resolver ese dolor de cuello, hombro y rodilla

El dolor en las articulaciones, causado principalmente por artritis o lesiones, afecta a alrededor de 10 millones de personas de todas las edades y obstaculiza la vida cotidiana.

Analizamos las causas del dolor en las articulaciones y examinamos los remedios.

Rigidez en el cuello

Los problemas específicos del cuello incluyen latigazo cervical y espondilosis cervical (uso y desgaste similar a la osteoartritis), pero la mayoría de los dolores de cuello en realidad son causados ​​por la tensión.

Signos: Dolor, rigidez y ocasionalmente, entumecimiento u hormigueo.

Causas: Dormir en una posición incómoda o forzar un músculo es común, pero la mala postura es una causa principal.

Inclinar la cabeza sobre su tableta, computadora portátil o teléfono inteligente pone a prueba los músculos en el cuello. La cabeza humana promedio pesa alrededor de 12 libras, pero, por cada pulgada que su cabeza está inclinada hacia adelante, se agrega otro 10 libra.

“Entonces, si continuamente inclinas la cabeza tres pulgadas, eso agrega un alarmante peso de 42 libras en el cuello”.

Repararlo: Piensa en mantener el cuerpo en una posición neutral en todo momento. Mantenga las orejas a la misma distancia de los hombros y la barbilla ni hacia arriba ni hacia abajo.

Ejercicio: Para aumentar la movilidad, gire el cuello lentamente hacia la izquierda mirando sobre su hombro izquierdo. Lleva tu cuello a un cómodo final de rango. Repita a la derecha. Asegúrate de mantener tus hombros y espalda relajados. Repita 10 veces cada lado, dos veces por día.

 Impedimento del hombro

Aunque a menudo se atribuye a un hombro “congelado”, es mucho más probable que el dolor sea un síndrome de compresión del hombro.

Señales: Las señales pueden ser no poder dormir sobre su lado afectado, no poder alcanzar detrás de su espalda ni levantar el brazo por encima de su cabeza.

Causas: la causa más común es el desgaste (osteoartritis) de la articulación AC. Otros desencadenantes incluyen mala postura (redondeo de los hombros) y jugar deportes repetitivos como el golf.

Repararlo: Presione guisantes congelados o una compresa de hielo en la punta del hombro durante cinco a 10 minutos dos veces al día para reducir la inflamación. Es importante mantener la articulación móvil, pero algunos pacientes necesitan una inyección de corticosteroides para reducir la inflamación o, como último recurso, la cirugía para liberar el tendón pinchado.

Ejercicio: inclínese sobre una silla o una mesa, deje que cuelgue el brazo. Mueva su brazo suavemente en círculos usando ímpetu y gravedad. Vaya en ambos sentidos durante un minuto cada uno, cinco veces por día.

Dolor de rodilla

La articulación de la rodilla es vulnerable porque toma todo el peso de su cuerpo. El dolor repentino generalmente es el resultado de usar la rodilla en exceso o de lesionarla.

Hacerles presión a las rodillas, al ponerse de cuclillas o de pie, es completamente normal, pero las rodillas doloridas no lo son. Y el dolor anterior de rodilla, el síndrome de dolor femororrotuliano, es el tipo más común.

Signos: Dolor sordo y doloroso que a menudo afecta ambas rodillas al mismo tiempo y que a menudo empeora al permanecer sentado durante períodos prolongados, en cuclillas, arrodillarse o usar escaleras.

Causas: Por lo general, es causada por un desequilibrio muscular entre el cuádriceps interno y externo (músculos del muslo), que desencadena la inflamación.

Solucionado: Perder peso puede tener un gran impacto. Por cada libra que pierde, saca 4 libras de la articulación de la rodilla.

Ejercicio: trabajar en el cuádriceps ayudará a fortalecer su rodilla. Acuéstese de espaldas y levante lentamente la pierna del suelo a la cama.

Cuando la pierna esté a unas pulgadas del suelo, gire la pierna hacia afuera para que su pie apunte hacia un ángulo de 45 grados hacia un lado. Mantenga esta posición durante 30 segundos, repita tres veces al día.

Consejos principales para evitar el dolor en las articulaciones

Sigue moviéndote

El movimiento es vital para la salud. Puede ser lo último que quieras hacer pero cuanto más te muevas, menos rigidez y dolor experimentarás.

Evita quedarte en una posición. Entonces, si estás trabajando en una computadora, levántate y muévete al menos una vez por hora “.

El ejercicio correcto

Las actividades de bajo impacto, como andar en bicicleta y caminar, son mejores para las articulaciones que para correr o hacer aeróbicos, mientras que la natación lleva la carga de peso por completo.

Los ejercicios que se dirigen a su rango de movimiento segmentario espinal, como el yoga, son particularmente beneficiosos ya que ayudan a mejorar la postura.

Controlar el sobrepeso

Tener sobrepeso es malo para las articulaciones porque agrega tensión adicional.

Cada libra extra que obtienes pone cuatro veces más estrés en tus rodillas. La otra cara es que incluso una pequeña cantidad de pérdida de peso les dará alivio a sus rodillas.

La investigación muestra que perder 11 libras puede mejorar la salud de las articulaciones y reducir el riesgo de osteoartritis de la rodilla en un 50%. Debe mantener las partes en movimiento de su cuerpo lubricadas.

Corregir la postura

Nuestra postura tiene un gran impacto. Por ejemplo, llevar una bolsa pesada en un hombro puede forzar a su cuerpo a moverse de forma no natural, lo que a su vez puede provocar dolor en las rodillas o caderas.

Trate de distribuir el peso de manera uniforme para que su núcleo tome todo el peso y no solo un lado.

Si estás en el trabajo, asegúrate de que estás sentado cómodamente en una silla que sostiene tu espalda y que tu pantalla está a la altura correcta.

Párate sobre una pierna

Los ejercicios de equilibrio están infravalorados, pero son muy importantes, Este ejercicio de equilibrio de piernas fortalece los músculos y ligamentos alrededor de los tobillos y las rodillas, lo que aumenta el equilibrio y la coordinación.

Párate sobre una pierna con los ojos abiertos (avanza hacia los lados con los ojos cerrados) y trata de mantener el equilibrio.

Toque la pared para soporte si lo necesita, al principio. Mantenga una durante dos minutos al día.

Estiramiento

Es importante estirarse antes y después del ejercicio y hacer algunos ejercicios suaves de estiramiento como parte de su rutina diaria ayudará a mantener los músculos y ligamentos flexibles y fuertes.

Hay dos tipos beneficiosos: Estiramiento estático, que sostiene el estiramiento de una articulación durante aproximadamente 30 segundos, mejor después del ejercicio; y, en segundo lugar, estiramiento dinámico, que implica mover las articulaciones en su rango completo de movimiento repetitivamente para calentar.