Bases teóricas y terapéutica

1. Elabora un mapa mental que abarque las bases teóricas y terapéutica de los siguientes teóricos:

1 Sigmund Freud.

En 1881, después de cumplir un año de servicio militar obligatorio, finalizó su licenciatura. Sin embargo, no quiso abandonar el trabajo experimental y permaneció en la universidad como ayudante en el laboratorio de fisiología. En 1883, presionado por Brücke, abandonó de mala gana la investigación teórica para adquirir alguna experiencia práctica.

Así, Freud estuvo tres años en el Hospital General de Viena, dedicándose sucesivamente a la psiquiatría, la dermatología y los trastornos nerviosos. En 1885, tras su designación como profesor adjunto de Neuropatología en la Universidad de Viena, dejó su trabajo en el hospital. A finales del mismo año, recibiría una beca del gobierno para estudiar en París diecinueve semanas junto al neurólogo Jean Charcot, que a la sazón trabajaba en el tratamiento de ciertos trastornos mentales mediante la hipnosis, en el manicomio de Salpêtrière del que era director. Los estudios de Freud con Charcot, centrados en la histeria, encauzarían definitivamente sus intereses hacia la psicopatología, el estudio científico de los trastornos mentales.

El primer trabajo publicado de Freud sobre psicopatología, Sobre la afasia, apareció en 1891; era un estudio de este trastorno neurológico en el que la capacidad para pronunciar palabras o nombrar objetos comunes se pierde como consecuencia de una enfermedad orgánica en el cerebro. Su último trabajo sobre neurología, el artículo, ‘Parálisis cerebrales infantiles’, fue escrito para una enciclopedia en 1897 sólo por la insistencia del editor, porque en aquel momento Freud estaba más ocupado en las explicaciones psicológicas de las enfermedades mentales que en las fisiológicas. Sus trabajos posteriores se inscriben enteramente en ese terreno, que él mismo había bautizado como psicoanálisis en 1896.

1 Sigmund Freud.

2. Carl Jung: La teoría de Jung divide la psique en tres partes. La primera es el Yo, el cual se identifica con la mente consciente. Relacionado cercanamente se encuentra el inconsciente personal, que incluye cualquier cosa que no esté presente en la consciencia, pero que no está exenta de estarlo.

3. Alfred Adler

Adler estaba muy apegado a su padre y recuerda su repetida frase: Alfred, nunca creas nada; la cual mencionaba cada vez que caminaban en los bosques de Viena. Es por eso que Adler iba en contra de cualquier idea hasta que fuera aceptable sin ninguna duda. Durante sus años escolares, hubo una ocasión, donde su maestro le pide a su padre que lo saque de la escuela y que lo pusiera a hacer otra cosa, porque nunca se graduaría de la escuela.

1 Sigmund Freud.

En 1881, después de cumplir un año de servicio militar obligatorio, finalizó su licenciatura. Sin embargo, no quiso abandonar el trabajo experimental y permaneció en la universidad como ayudante en el laboratorio de fisiología. En 1883, presionado por Brücke, abandonó de mala gana la investigación teórica para adquirir alguna experiencia práctica.

Así, Freud estuvo tres años en el Hospital General de Viena, dedicándose sucesivamente a la psiquiatría, la dermatología y los trastornos nerviosos. En 1885, tras su designación como profesor adjunto de Neuropatología en la Universidad de Viena, dejó su trabajo en el hospital. A finales del mismo año, recibiría una beca del gobierno para estudiar en París diecinueve semanas junto al neurólogo Jean Charcot, que a la sazón trabajaba en el tratamiento de ciertos trastornos mentales mediante la hipnosis, en el manicomio de Salpêtrière del que era director. Los estudios de Freud con Charcot, centrados en la histeria, encauzarían definitivamente sus intereses hacia la psicopatología, el estudio científico de los trastornos mentales.

El primer trabajo publicado de Freud sobre psicopatología, Sobre la afasia, apareció en 1891; era un estudio de este trastorno neurológico en el que la capacidad para pronunciar palabras o nombrar objetos comunes se pierde como consecuencia de una enfermedad orgánica en el cerebro. Su último trabajo sobre neurología, el artículo, ‘Parálisis cerebrales infantiles’, fue escrito para una enciclopedia en 1897 sólo por la insistencia del editor, porque en aquel momento Freud estaba más ocupado en las explicaciones psicológicas de las enfermedades mentales que en las fisiológicas. Sus trabajos posteriores se inscriben enteramente en ese terreno, que él mismo había bautizado como psicoanálisis en 1896.

2. Carl Jung.

La teoría de Jung divide la psique en tres partes. La primera es el Yo, el cual se identifica con la mente consciente. Relacionado cercanamente se encuentra el inconsciente personal, que incluye cualquier cosa que no esté presente en la consciencia, pero que no está exenta de estarlo. El inconsciente personal sería como lo que las personas entienden por inconsciente en tanto incluye ambas memorias, las que podemos atraer rápidamente a nuestra consciencia y aquellos recuerdos que han sido reprimidos por cualquier razón. La diferencia estriba en que no contiene a los instintos, como Freud incluía.

Después de describir el inconsciente personal, Jung añade una parte al psiquismo que hará que su teoría destaque de las demás: el inconsciente colectivo. Podríamos llamarle sencillamente nuestra “herencia psíquica”. Es el reservorio de nuestra experiencia como especie; un tipo de conocimiento con el que todos nacemos y compartimos. Aún así, nunca somos plenamente conscientes de ello. A partir de él, se establece una influencia sobre todas nuestras experiencias y comportamientos, especialmente los emocionales; pero solo le conocemos indirectamente, viendo estas influencias.

Existen ciertas experiencias que demuestran los efectos del inconsciente colectivo más claramente que otras. La experiencia de amor a primera vista, el deja vu (el sentimiento de haber estado anteriormente en la misma situación) y el reconocimiento inmediato de ciertos símbolos y significados de algunos mitos, se pueden considerar como una conjunción súbita de la realidad externa e interna del inconsciente colectivo. Otros ejemplos que ilustran con más amplitud la influencia del inconsciente colectivo son las experiencias creativas compartidas por los artistas y músicos del mundo en todos los tiempos, o las experiencias espirituales de la mística de todas las religiones, o los paralelos de los sueños, fantasías, mitologías, cuentos de hadas y la literatura.

3. Alfred Adler

Adler estaba muy apegado a su padre y recuerda su repetida frase: Alfred, nunca creas nada; la cual mencionaba cada vez que caminaban en los bosques de Viena. Es por eso que Adler iba en contra de cualquier idea hasta que fuera aceptable sin ninguna duda. Durante sus años escolares, hubo una ocasión, donde su maestro le pide a su padre que lo saque de la escuela y que lo pusiera a hacer otra cosa, porque nunca se graduaría de la escuela.

En 1911, cuando las diferencias teóricas de Adler ya se habían vuelto inaceptables para Freud y para muchos otros miembros de la Sociedad, Adler renunció a la presidencia y abandonó la Sociedad Psicoanalítica Vienesa junto con otros nueve de los veintitrés miembros y fundó la “Sociedad de Psicoanálisis Libre”, que más tarde, se convertiría en la “Sociedad de Psicología Individual”.

La Psicología Individual trata de los problemas centrales de la existencia humana, del bien de la humanidad. Se considera un sistema a través del cual se puede entender a las personas, pues considera a la persona como un todo unificado en pleno funcionamiento. Es indiscutible que nos necesitamos unos a otros, porque sin los demás no podríamos sobrevivir. La Psicología Individual representa en su concepción básica, un sistema de orientación socio psicológica que ayuda a comprender mejor las vivencias, la conducta y los actos del prójimo, abriendo, de este modo, también las puertas del auto-conocimiento. Su objetivo constituye un sentido de firma realidad, de responsabilidad frente a otros y con uno mismo y un reconocimiento y comprensión mutuos. Es de especial valor en los mundos del asesoramiento psicológico y de la psicoterapia, la educación, la vida de las organizaciones y la autoayuda. Es una filosofía, una visión del futuro y un modo de ayudarnos a comprender el sentido de cómo nosotros y otras personas hemos llegado a ser quienes somos y cómo somos.

* Puedes usar diferentes fuentes para esta tarea….

2. Escribe una reflexión de la forma en que sus aportes han favorecido las terapias psicoanalítica hoy en día.

1. Sigmund Freud: El psicoanálisis tradicional pedía de tres a cinco sesiones a la semana, a menudo por muchos años, hoy en día muchos pacientes solo se ven una o dos veces por semana, pero el tratamiento aún puede continuar por anos, debido a las grandes cantidades de tiempo y dinero que se requieren los psicoanalistas se han vuelto relativamente raros, sin embargo el psicoanálisis hizo un gran aporte a las terapias modernas, destacando la importancia de los conflictos inconsciente.

2. Alfred Adler: Se interesó por el conocimiento práctico de las personas, en especial de los niños, en las áreas de la Psicología, la educación, el trabajo social y la higiene mental. Su aporte más original fue la postulación de la Psicología del individuo según la cual la vida humana está dominada por una meta, ósea un enfoque teleológico. Sostenía Adler que, cuanto más intensa es la inferioridad infantil, más fuerte es el deseo de la superioridad que llevará al individuo a trazarse el plan de vida más adecuado para llegar a ese fin.

Según esta teoría, cada uno buscará la superación por distinto camino; según la época y las características del medio ambiente, para cada individuo la superioridad significarán algo diferente.

Para Adler el logro del equilibrio personas se obtiene cuando una persona ha podido desarrollarse satisfactoriamente en: Su trabajo. Los contactos sociales. En su vida sexual.

3. Carl Jung: Se alejó al considerar que Freud asignaba importancia excesiva a los aspectos sexuales en la determinación de la personalidad. Sus aportes más significativos se basan en la relación entre la estructura psíquica y la producción cultural humana, en especial de la incorporación de contenidos filosóficos, religiosos, míticos y antropológicos. Postuló la existencia un inconsciente colectivo formado por un conjunto de imágenes o sucesos vividos desde la historia misma de la humanidad y que se transmiten de generación en generación. Dentro de él se encuentran los arquetipos heredados que nos llevan a concebir la realidad de determinada manera. Esto explica que en distinta culturas y épocas históricas surjan mitos muy parecidos. (Entre los arquetipos que identifica Jung está el de Dios).

Jung no otorga tanto significado a los sucesos del pasado individual sino al proceso de individualización que cada uno va adquiriendo a través de su vida. Es decir, a las circunstancias que moldean a cada uno en particular. Otro aspecto muy difundido de las ideas de Jung es su clasificación de la personalidad en extraversión e introversión.

Para la elaboración del mapa debes representar las ideas y conceptos que están asociados al tema, puedes usar formas diferentes de elaboración, agregar color.

II. Lee el libro Psicoterapias Contemporáneas de Luis Oblitas, luego elabora un ensayo que contenga la siguiente información.

a) Terapia de conducta

La terapia de conducta aplica la teoría del aprendizaje y el método experimental al campo de la psicoterapia. Su objetivo es el de modificar comportamientos que el paciente considera insatisfactorios o inadaptados. No apunta a investigar la historia del sujeto o a intentar actuar sobre determinadas estructuras profundas de su personalidad, sino a modificar determinadas conductas. Se centra en la eliminación del síntoma molesto, definiendo con claridad el objetivo deseado, la técnica a utilizar y la evaluación individual estadística de los resultados obtenidos. La mayoría de las veces la terapia de conducta se dirige a los síntomas (fobias, compulsiones, etc.) pero su objetivo apunta a modificar la conducta, sin que esta conducta o los síntomas en cuestión tengan necesariamente un significado patológico.

Las bases de los fundamentos teóricos están en los trabajos de Watson, Pavlov y Skinner que desarrollaron investigaciones sobre los condicionamientos y el aprendizaje. Las técnicas utilizadas van desde la desensibilización sistemática, la inmersión, la asertividad, sensibilización interna, etc. El terapeuta tiene un papel más directivo y activo que en otras formas de terapia.

b) Terapia cognitivo-conductuales.

La terapia cognitivo-conductual (TCC) es una forma de tratamiento psicológico orientada a la acción en la que el terapeuta y el paciente trabajan en equipo para identificar y resolver problemas. La Terapia Cognitivo-conductual asume que los patrones de pensamiento mal adaptativos o erróneos causan un comportamiento des adaptativo (comportamiento contraproducente que interfiere con la vida diaria) y emociones “negativas”. Los terapeutas ayudan a los pacientes a superar sus dificultades a través de un tratamiento enfocado en la modificación de patrones de pensamiento, de modo que se obtenga la modificación del comportamiento y el estado emocional.

c) Sus fundamentos y aplicación.

A partir de los años 1970 aparecen multitud de resultados de trabajos en los que evalúa la eficacia de las intervenciones psicológicas basadas en la aplicación de los principios de la Teoría del Aprendizaje, que estudia y describe la conducta como la respuesta del organismo a un estímulo determinado.

La Terapia de Conducta se desarrolla pues a partir del estudio científico de la conducta humana. Sus precedentes son los trabajos de Paulov: con sus experimentos demuestra que la asociación repetida de un estímulo a un comportamiento particular (o respuesta) constituye uno de los principios básicos en la adquisición de conductas, también en su extinción (o desaparición) y en su generalización (que se produzca y manifieste la conducta si necesidad de que se asocie al estímulo, y en otras situaciones diferentes al experimental).

Los principios básicos de la Terapia de Conducta son cuatro:

Todas las conductas se aprenden y se mantienen de la misma forma; así, los mismos procedimientos que afectan y alteran a las conductas normales son útiles para modificar las conductas inadaptadas.

El ambiente, el entorno en que se manifiesta una conducta, tiene una influencia importante en el aprendizaje y mantenimiento de todas las conductas: la intervención sobre el ambiente puede modificar conductas desadaptadas.

El objetivo del tratamiento psicológico es la conducta alterada o desadaptada. Es necesario identificarla bien y analizar la relación que tiene con condiciones precipitado ras (que a veces son el mismo trastorno) y conocer bien las consecuencias que se derivan, con tal de establecer bien los objetivos.

Los planteamientos y los procedimientos de la Terapia de Conducta se fundamentan en el método científico: el tratamiento se define como un procedimiento específico que consiste en:

a) definición clara y concreta del problema,

b) aplicación de unas técnicas determinadas y seleccionadas según el problema a tratar y el objetivo a conseguir,

c) establecer y aplicar una secuencia particular en la aplicación de estas técnicas y estrategias,

d) evaluación de todo el procedimiento y expresión de resultados en términos comprensibles y cuantitativos,

e) posibilidad de repetición exacta del procedimiento y comparación de los resultados.

d) A qué se refiere la fusión entre lo cognitivo y conductual

La terapia cognitivo conductual es una fusión de las terapias conductista y las terapias cognitivas, al igual que las terapias conductistas considera que la conducta es aprendida, solo que estas son mediadas por factores cognitivos, es decir, no es una simple asociación estimulo-respuesta, el individuo no reacciona mecánicamente, sino que previo a la emisión de la respuesta, existe un pensamiento que se presenta como producto, muchas veces de las creencias que el individuo va internalizando a lo largo de su vida; cuando los sentimientos negativos.

son castigados de pequeños, crecemos con la creencia que experimentarlos nos convierte en personas malas y vamos por el mundo tratando de agradar a todos siendo lo que no somos, tratando de ser “buenos” para ser aceptados; es muy común que los padres tiendan a censurar emociones como el enojo, principalmente, porque tienen y a la vez inculcan a los hijos la creencia, que el enojarse hará que los demás se alejen de ellos, que la única manera de tener “amigos” es mostrarse siempre complaciente sin tomar en cuenta sus

Derechos, incluso, una manera de censurárselos es que, cuando el niño se enoja con ellos con justa razón, (porque el hecho que sean padres no quiere decir que no provoquen situaciones que dañan a los hijos y desencadene el enojo), éstos los castiguen dejándoles de hablar y no atendiendo sus necesidades, entonces, lo que los niños aprenden, es que, para estar bien con los demás lo mejor es reprimir su emoción y mostrarse complaciente.