Aspectos Socioeconómicos

Spread the love

3.7 Aspectos Socioeconómicos

Los estudios sociales sobre ciencia, tecnología, y sociedad “tratan de cómo los valores sociales, políticos, y culturales, afectan a la investigación científica y a la innovación tecnológica, y de cómo éstas, al mismo tiempo, afectan a la sociedad, a la política y a la cultura”.

En las regiones de habla hispana, este tipo de inquietudes y de reflexiones han llegado con el nombre común de estudios de/sobre Ciencia, Tecnología, y Sociedad (lo que abreviaremos por CTS), lo que en las regiones de habla inglesa se conoce como Science and Technology Studies(Estudios de Ciencia y Tecnología) o Science, Technology and Society (Ciencia, Tecnología y Sociedad), ambas con el acrónimo STS. En las regiones de lengua hispana, la multidisciplinariedad en CTS incluye desde el principio los ámbitos de las ciencias sociales, fuertemente impulsados por los estudios feministas.

3.8 Aspectos políticos

En primer término, se asume que la ciencia y la tecnología poseen claras funciones económicas asociadas a la generación de externalidades positivas para la sociedad. Es decir, el conocimiento generado mediante la investigación científica y tecnológica posee atributos de bien público que tienen el potencial de mejorar la calidad de vida de la sociedad, o simplemente ofrecer respuestas y soluciones de naturaleza tecnológica a problemas productivos, de salud, educacionales, del medio ambiente o de conocimiento sobre algún campo o ámbito de la naturaleza.

En todo caso, se trata de valores de uso y de no-uso del conocimiento científico y tecnológico.2 Por tanto, dado el potencial de generación de bienes públicos en la forma de externalidades positivas, la sociedad opta por incentivar la actividad científica y tecnológica, creando las condiciones básicas para su desarrollo, en términos de infraestructura, programas de investigación y formación de investigadores.

3.9 Aprendizaje con las TIC

Las TIC han llegado a ser uno de los pilares básicos de la sociedad y hoy es necesario proporcionar al ciudadano una educación que tenga que cuenta esta realidad.
Las posibilidades educativas de las TIC han de ser consideradas en dos aspectos: su conocimiento y su uso.
El primer aspecto es consecuencia directa de la cultura de la sociedad actual. No se puede entender el mundo de hoy sin un mínimo de cultura informática. Es preciso entender cómo se genera, cómo se almacena, cómo se transforma, cómo se transmite y cómo se accede a la información en sus múltiples manifestaciones (textos, imágenes, sonidos) si no se quiere estar al margen de las corrientes culturales. Hay que intentar participar en la generación de esa cultura. Es ésa la gran oportunidad, que presenta dos facetas:
· integrar esta nueva cultura en la Educación, contemplándola en todos los niveles de la Enseñanza
· ese conocimiento se traduzca en un uso generalizado de las TIC para lograr, libre, espontánea y permanentemente, una formación a lo largo de toda la vida
El segundo aspecto, aunque también muy estrechamente relacionado con el primero, es más técnico. Se deben usar las TIC para aprender y para enseñar. Es decir el aprendizaje de cualquier materia o habilidad se puede facilitar mediante las TIC y, en particular, mediante Internet, aplicando las técnicas adecuadas. Este segundo aspecto tiene que ver muy ajustadamente con la Informática Educativa.

3.10 Políticas públicas para incorpora las tic

De acuerdo a la Asociación Americana de las Tecnologías de la Información (Information Technology Association of America, ITAA), las TICS son una parte de las tecnologías emergentes que habitualmente suelen identificarse con las siglas “TIC” y que hacen referencia a la utilización de medios informáticos para almacenar, procesar y difundir todo tipo de información o procesos de formación educativa. Estas se encargan del estudio, desarrollo, implementación, almacenamiento y distribución de la información mediante la utilización de hardware y software como medio de sistema informático.

Para Kofi Annan, ex secretario General de la ONU: “el uso de las TICS entre los habitantes de una población, ayuda a disminuir la brecha digital existente entre centros urbanos y rurales mejorando la vida de todos los habitantes del planeta.”

El uso acorde de las Tecnologías de la Información y Comunicación realidad exige a los gobiernos de los países poder identificar los mecanismos y variables a considerar en una estrategia hacia la construcción de la así llamada Sociedad de la Información.

Aunque este proceso aún está en su etapa inicial de evolución, se hace necesario generar nuevas propuestas y adaptarse a nuevos esquemas de pensamiento para resolver el desarrollo de los países. Igualmente, exige una mayor participación e integración de diversos agentes (gobierno, academia, empresas privadas, sociedad, etc.) para definir las estrategias que aplicaran la modernización del Estado la competitividad de las empresas, las políticas sociales, etc.; por esto, los países desarrollados hayan reconocido y adaptado de manera masiva la introducción, generación y el uso de las TICS.