8 maneras de ayudar a recuperarse de la adicción y prevenir la recaída

La adicción a las drogas está aumentando en muchas partes del mundo. Solo en los Estados Unidos, una encuesta nacional de 2017 encontró que 19.7 millones de personas mayores de 12 años tenían un trastorno por uso de sustancias. Esto incluía el uso indebido de alcohol y drogas ilícitas, como marihuana, medicamentos recetados y heroína.

Esto significó que aproximadamente 1 de cada 13 personas en los EE. UU. Necesitaban tratamiento por uso de sustancias en 2017, pero solo el 19 por ciento de las personas recibieron algún tratamiento. Muchos que luchan contra la adicción dudan en buscar tratamiento. Pueden tener miedo de no poder mantenerse limpios. O si una persona es adicta a un medicamento recetado, es posible que se preocupe por encontrar un tratamiento alternativo para su afección médica.







Sin embargo, una reciente encuesta realizada por Recovery.org mostró que la recuperación de las adicciones es muy posible, y hay ciertas cosas que puede hacer para apoyar su éxito. Las razones detrás de la adicción a las drogas son únicas para cada persona. Y encontrar una estrategia de recuperación que funcione para usted debe ser igual de único.

Su médico puede ayudarlo a crear un plan de tratamiento de recuperación adaptado a sus necesidades personales. Podrán recomendar consejeros locales, grupos de apoyo y estrategias personales que pueden ayudar, así como posibles medicamentos u otras intervenciones médicas.







En la encuesta de Recovery.org, 988 personas en recuperación compartieron lo que más les ayudó en su viaje, así como algunas cosas importantes a tener en cuenta. Veamos más de cerca los resultados de la encuesta y lo que puede hacer para apoyar su propia recuperación.

  1. ALEJARSE DE LAS MALAS INFLUENCIAS

Esto estaba en la parte superior de la lista para los encuestados de Recovery.org. La adicción generalmente es causada por una mezcla compleja de factores psicológicos, ambientales y biológicos. Y se ha demostrado que las señales en la rutina diaria o en el entorno de una persona pueden vincularse psicológicamente con el uso de drogas. Volver a encontrar estas señales puede desencadenar fuertes antojos, incluso una década o más después de que alguien consumió drogas por última vez.

Es por eso que eliminar la mayor cantidad posible de estas señales ambientales de su vida puede ayudar realmente a reducir los antojos y las recaídas. Considere mudarse a un lugar nuevo, un hogar sobrio u otro entorno de vida libre de drogas.

Si su círculo social anterior giraba en torno al uso de drogas, haga su mejor esfuerzo para establecer nuevas conexiones sociales. Intente unirse a un club, tomar una clase, ser voluntario o asistir a eventos en su comunidad. Encuentre personas que lo apoyarán durante la recuperación, en lugar de arrastrarlo a viejos hábitos.

 

  1. HACER GOLES

Las investigaciones muestran que tienes un 42% más de probabilidades de alcanzar un objetivo cuando lo escribes. Entonces, tómese el tiempo para considerar lo que realmente quiere lograr con la recuperación y escríbalo.







También puede resultarle útil considerar cómo quiere que se vea su vida dentro de uno, cinco o veinte años a partir de ahora. La visualización creativa es otra técnica que se muestra para ayudarlo a alcanzar sus metas a corto y largo plazo.

Tenga en cuenta que alcanzar sus metas puede no ser una línea recta. Es posible que tenga recaídas y retrocesos en el camino. Pero ten paciencia contigo mismo y no te desanimes. La encuesta de Recovery.org encontró que la recuperación se vuelve más fácil con el tiempo. Cuanto más tiempo una persona estuvo en recuperación, tuvo recaídas con menos frecuencia y las recaídas duraron menos tiempo. Además, les resultó más fácil resistir las recaídas después de estar en recuperación durante al menos 3 años.

 

  1. MANTÉNGASE FÍSICAMENTE ACTIVO

La mayoría de las drogas afectan los centros de recompensa y placer del cerebro, lo que crea sentimientos de euforia e inunda el cerebro con dopamina. A medida que una persona continúa tomando drogas, el cerebro se adapta típicamente al reducir la capacidad de sus células para responder a la droga. Esto puede crear un círculo vicioso de tomar mayores cantidades de medicamentos para lograr el mismo efecto que una persona experimentó la primera vez que tomó un medicamento.

La actividad física aumenta naturalmente sus niveles de dopamina y los buenos sentimientos que la acompañan. También puede ayudar a romper el ciclo de antojos de una droga. Cualquier forma de ejercicio promoverá la liberación de dopamina. Intente adquirir el hábito de caminar a diario, nadar, trotar o participar en cualquier otra actividad que disfrute.

 

  1. ENCUENTRA UN EMPLEO ESTABLE

Es muy útil tener un ingreso estable, pero el trabajo puede ser mucho más que dinero. Si tiene un trabajo que disfruta y trabaja con las personas que le gustan, naturalmente se sentirá más feliz y tendrá algo que esperar cada día.

Tener un trabajo también significa que está contribuyendo a la sociedad, lo que puede ayudar a crear un sentido de propósito en su vida. Las investigaciones han demostrado que tener un sentido de propósito en la vida es una parte importante de la salud y el bienestar. Tiene múltiples beneficios para la salud, que incluyen ayudar con la recuperación de la adicción, combatir la depresión, proteger contra las enfermedades cardiovasculares e incluso promover una vida más larga.







  1. APÓYATE EN AMIGOS Y FAMILIARES

No tengas miedo de acercarte a los que están más cerca de ti. Probablemente ha sido muy doloroso para sus amigos y familiares verlo luchando contra la adicción, por lo que es probable que estén más que felices de ayudarlo en su camino hacia la recuperación.

Puede ser un poco fuera de su zona de confort pedir ayuda, pero al principio puede dar pequeños pasos. Tal vez pregúntele a un hermano si quiere salir a tomar un café y simplemente charlar. O pídale a un amigo sobrio que salgan a caminar juntos. Estas pequeñas conexiones pueden ayudar a iniciar una conversación sobre la recuperación, y es posible que se sorprenda de lo mucho que a quienes le rodean realmente les importan y les gustaría ayudar.

 

  1. PARTICIPAR EN EL TRATAMIENTO

Una vez que haya creado un plan de tratamiento de recuperación con su médico con el que se sienta cómodo, no lo deje en un estante. Arroja tu corazón en él y sigue los pasos que has trazado hacia la recuperación. Un plan de tratamiento puede ayudar a guiar el camino, pero al final depende de usted tomar medidas y ayudarse a sí mismo.

 

  1. SER SOCIAL

Esto se relaciona con distanciarse de las malas influencias, pero las conexiones sociales también son una parte importante del bienestar mental y físico general. El contacto social relacionado con su recuperación puede ser muy útil, como unirse a un grupo de apoyo o encontrar un mentor para la recuperación de la adicción.







Pero las conexiones sociales que no tienen nada que ver con las adicciones pueden ser igual de beneficiosas. Intente unirse a grupos de pasatiempos o actividades en su comunidad local, ofrecerse como voluntario para una causa que le resulte significativa, hablar con sus vecinos o involucrarse en su lugar de culto.

 

  1. MEDITA

La meditación tiene una amplia variedad de beneficios para la salud, y es otra excelente manera de aumentar la dopamina y otros químicos para sentirse bien en tu cerebro. También se ha demostrado que la meditación ayuda con la recuperación de la adicción.

Uno de los encuestados de Recovery.org dijo que “el éxito es sentir un poder sobre la sustancia, no al revés”. Cultivar una mayor conciencia de sí mismo a través de la meditación puede apoyar este sentimiento.