uoesim

5 Pasos sencillos para ganar confianza en uno mismo

La autoconfianza se construye a través del tiempo. No nacemos seguros, crecemos confiados. Muestra cómo interactuamos con las personas. Se muestra en la frecuencia con la que asumimos riesgos. Muestra en qué tan pronto nos recuperamos después de sufrir un revés.




Cualquier incertidumbre por falta de conocimiento o falta de experiencia se supera con el tiempo. Cualquier aprensión debido a demasiada experiencia, mientras tanto, se supera con la práctica, también a tiempo. Aquí hay cinco pasos fáciles que podemos emplear para ser más seguro de sí mismo.

1. Mira a la gente a los ojos:

El contacto visual es muy importante para generar confianza en uno mismo. Suponemos que nuestros ojos son la característica más expresiva: 9 de cada 10 veces, tenemos razón.

Mirar los ojos de alguien significa que estamos listos para lo que vamos a ver en ellos, que los aceptamos y que no tenemos miedo de lo que también verán en nosotros. Ser audaz en los ojos es ser valiente y abierto. Practica en el espejo. Mira en tus propios ojos. Sonríe con tus ojos.

2. Proyecte una imagen bien elaborada:

Parte de construir confianza en sí mismo es proyectar una imagen de confianza. Mantener una buena postura. Vistete inteligentemente. Habla con una voz bien modulada. Dale un firme apretón de manos, y sí, una sonrisa amistosa.




Ya sabes lo que dicen sobre las primeras impresiones: haz que cuente. Si proyecta una imagen de confianza, encarnará la confianza y se sentirá mucho más seguro. Y aunque no siempre se sienta seguro, una suposición habitual de los gestos de confianza le ayudará a “recuperar su mojo”, por así decirlo.

3. Conoce tu propio valor:

Eres más que tu edad. Eres más que tus conexiones sociales. Eres más que tu trabajo. Eres más que tus logros. Eres más que tu pasado. Su autoestima puede derivar un impulso del ego de todas estas cosas, pero lo que usted es es una persona en continuo desarrollo.

Tomamos decisiones que cambian la vida todos los días. Por supuesto, valore lo que ha hecho usted hasta ahora, pero no cometa el error de pensar que termina allí. Date un poco de crédito.

A veces rehuimos mirar demasiado profundamente en nuestra propia psique, pero conocerte a ti mismo, a tus fortalezas y debilidades, es tomar el control de tu destino. Enfrenta tus miedos a través de la meditación. Disminuya su ansiedad y aprensión admitiendo a sí mismo por qué tiene miedo y liberando ese miedo.




Controla tu comportamiento; tenga en cuenta las instancias en las que se ha sentido encogido e indigno. Identifique las afirmaciones negativas en su propia mente: ¿son resultado del pensamiento crítico interior o de la influencia externa? Cualquiera que sea la fuente, desafíese a encontrar la fuerza interna para combatir la negatividad. Eres más que tus errores o tus debilidades. Y siempre tendrás el poder de cambiar.

4. No necesitas la aprobación de todos:

Es maravilloso ser admirado y felicitado, pero su autoestima no debe depender de lo querido que esté. Aprenda a aceptar cumplidos con gracia, y aprenda a soportar el aguijón de la crítica con los mismos buenos modales. No te dejes abatir si te quitan la aprobación.




No actúes con la única intención de agradar a otras personas. A veces lo incómodo es lo correcto. A veces tienes que poner tus necesidades primero. A veces un choque de personalidades es simplemente inevitable. Sea consciente de equilibrar las expectativas con la realidad. Y recuerda: nadie te conoce mejor de lo que te conoces a ti mismo. Confiar en ti mismo. Cree en ti mismo.