2 destacada

5 maneras pasadas por alto para aliviar el dolor de espalda

El dolor de espalda afecta a una gran parte de la población. Aproximadamente ocho de cada 10 personas experimentarán esta condición médica común en algún momento de sus vidas.

Aunque es común, es notoriamente incómodo y, a veces, difícil de tratar. Los métodos comunes de intervención incluyen prescripciones, medicamentos de venta libre, inyecciones espinales y, en casos graves, cirugía.

Estos métodos ayudan a los pacientes a encontrar alivio, pero no son los únicos tratamientos para el dolor de espalda. Muchos médicos recomendarán otros cursos de tratamiento antes de considerar medicamentos o inyecciones, y algunos pacientes buscan alivio con la medicina alternativa cuando otros tratamientos no han funcionado.

Cuando se trata de tratar el dolor de espalda, las personas tienen muchas opciones. Aquí hay cinco formas menos conocidas de aliviar el dolor de espalda agudo o crónico.


  1. FISIOTERAPIA Y EJERCICIO

El ejercicio es uno de los primeros cursos de tratamiento que los médicos suelen recomendar a los pacientes que tienen dolor de espalda. A diferencia de otras afecciones médicas, el dolor de espalda puede empeorar con el reposo en cama. Por otro lado, el ejercicio puede ayudar a mejorar los síntomas. En general, continuar con la actividad física ligera puede disminuir el dolor.

Los ejercicios que fortalecen la espalda, el núcleo y los músculos de las piernas pueden aliviar el dolor de espalda al aumentar el apoyo de la columna vertebral. Sin embargo, las personas siempre deben consultar con un experto antes de comenzar un nuevo régimen de ejercicios, ya que algunos ejercicios utilizados para fortalecer estos músculos pueden no ser adecuados para personas con dolor de espalda existente.

Una forma efectiva en que las personas pueden usar el ejercicio para curarse es asistiendo a la terapia física. Los fisioterapeutas capacitados ayudan a las personas a fortalecer los músculos relevantes de manera segura y recomiendan ejercicios útiles para hacer en casa. Para un tipo de dolor de espalda, la estenosis espinal lumbar, la terapia física podría ser tan efectiva como la cirugía  para tratar los síntomas.


  1. TERAPIA DE MASAJE

El masaje puede no parecer un tratamiento médico para todos los pacientes. Sin embargo, la terapia de masaje semanal puede ayudar a las personas con dolor de espalda crónico a mejorar la movilidad y disminuir la dependencia de los medicamentos antiinflamatorios.

En un estudio, se encontró que dos tipos de terapia de masaje, el masaje estructural y el masaje de relajación, mejoraban los síntomas más rápidamente que la atención médica habitual. Los pacientes que desean volver a ponerse de pie lo antes posible podrían beneficiarse del masaje además de otras formas de tratamiento.

El aumento de los beneficios de la terapia de masaje parece durar al menos seis meses en comparación con el tratamiento médico estándar.


  1. TERAPIA CON LÁSER

Una opción de tratamiento alternativa para pacientes con dolor crónico de cuello y hombro es la terapia con láser de bajo nivel. En este procedimiento, los pacientes reciben una longitud de onda de luz de baja intensidad hacia las áreas afectadas que está destinada a reducir el dolor y mejorar el rango de movimiento.

Un pequeño estudio encontró que la terapia con láser ayudó a disminuir en más del 50% los niveles de dolor de los participantes. El tratamiento también aumentó significativamente el rango de movimiento de los participantes en ambos lados del cuello y los hombros.

Aunque se necesita más investigación sobre la terapia con láser, este método puede ayudar a algunos pacientes a encontrar alivio.


  1. YOGA

Para los pacientes con dolor de espalda agudo o crónico, el yoga podría ayudar a disminuir los síntomas, así como el estrés mental que los acompaña. Además de fortalecer los músculos como otras formas de ejercicio, el yoga ayuda a las personas a adquirir mayor conciencia de sus cuerpos. Esta conciencia permite a las personas notar sus posturas, tensiones y desequilibrios musculares más fácilmente.

Algunas posturas de yoga que ayudan con el dolor de espalda  incluyen específicamente la vaca gato, la postura puente y el siempre popular perro orientado hacia abajo.


  1. MEJORA DE LA POSTURA

Hoy en día, una mala postura tiene un gran impacto en el dolor de espalda, especialmente porque la persona promedio pasa mucho tiempo encorvada en una silla o encorvada sobre un teclado. Aunque mejorar la postura de una persona puede no resolver la causa subyacente del dolor de espalda, puede reducir la tensión muscular y el malestar.

Un número de malas posturas puede influir en el dolor de espalda, tanto de pie como sentado. Estar de pie con el peso sobre una pierna puede provocar desequilibrios musculares y dolor en la parte inferior de la espalda, por ejemplo.

Al practicar la conciencia de la postura y seguir los ejercicios para corregir los desequilibrios, las personas pueden apoyar mejor sus espaldas y reducir sus niveles de dolor.


Dejando atrás el dolor de espalda

Muchas personas sufren de dolor de espalda agudo y crónico. Aunque estas condiciones son comunes, no tienen que ser un hecho de la vida. En combinación con la supervisión médica profesional, los tratamientos alternativos anteriores pueden ayudar a las personas a reducir sus síntomas e incluso a dejar atrás el dolor por completo.