MIA24 - CHICAGO (IL, EEUU), 05/03/2018.- Fotografía sin fechar cedida por Mushroom Council, donde se muestra una de las nuevas hamburguesas con setas de la cadena estadounidense de comida rápida Sonic Drive-In. Sumar setas a la carne de los millones de hamburguesas que se venden en EE.UU. reduciría los gases de efecto invernadero, tanto como retirar de las carreteras 2,3 millones de autos, y Sonic Drive-In, la cuarta cadena de comida rápida del país, se apuntó a este objetivo sin renunciar al sabor. EFE/John Valls/Mushroom Council/SOLO USO EDITORIAL/NO VENTAS

5 efectos secundarios inesperados de contar calorías

¿Siente que no contar calorías es lo único que le impide perder peso? No seas demasiado rápido para hacer tal conclusión. Contar calorías tiene algunos efectos secundarios que quizás no conozca.

Puede que incluso se sorprenda al descubrir que la mayoría de las personas subestiman sus ingestas calóricas. En este estudio, los sujetos obesos subestimaron su ingesta calórica en un 47 por ciento. Incluso los expertos en nutrición parecen no poder estimar con precisión cuántas calorías están comiendo.







EFECTOS SECUNDARIOS NEGATIVOS DE CONTAR CALORÍAS

Incluso si usted es muy meticuloso y puede estimar con precisión las calorías en su plato cada vez, es posible que aun experimente efectos secundarios negativos. Tenga cuidado con los efectos secundarios a continuación antes de comenzar a contar calorías.








  1. Contar calorías puede aumentar tus niveles de estrés.

El seguimiento de las calorías en cada comida puede llevar al estrés, lo que a su vez hace que sea más difícil perder peso. El estrés puede desencadenar la acumulación de grasa abdominal debido a los altos niveles de cortisol. Además, puede causar atracones.

En un estudio, los investigadores dieron a los participantes la misma cantidad de calorías. A un grupo se le dijo que registrara sus calorías mientras que el otro comía normalmente. Los resultados mostraron que el grupo que realizó un seguimiento de su ingesta calórica tenía niveles más altos de cortisol.








  1. Contar calorías puede hacer que tengas hambre.

Probablemente estés pensando que cualquier tipo de restricción de calorías te hará sentir hambre, pero no es de eso de lo que estoy hablando aquí. Las personas que cuentan calorías pueden sentirse más hambrientas que las que no lo hacen, a pesar de consumir la misma cantidad de calorías.

En este estudio, los investigadores encontraron que los participantes que tomaban bebidas etiquetadas como bajas en calorías antes de las comidas se sentían más hambrientos que aquellos que tomaban bebidas etiquetadas como altas en calorías. Sin embargo, las bebidas eran en realidad similares, solo las etiquetas eran diferentes.


  1. El conteo de calorías puede llevar a deficiencias nutricionales.

Puede ignorar los nutrientes, si se concentra principalmente en las calorías. La mayoría de los alimentos procesados ​​bajos en calorías son bajos en nutrientes.

En lugar de contar calorías, consuma alimentos de origen vegetal bajos en calorías. Estos alimentos no solo te darán muchos nutrientes, sino que también te harán sentir satisfecho por más tiempo.


  1. Puede asumir que todos los alimentos bajos en calorías son saludables.

A medida que continúe contando calorías, puede llegar a creer que todos los alimentos bajos en calorías son saludables. Pero la verdad es que las calorías no son lo único que debe considerar al elegir alimentos.

El hecho de contar calorías puede hacer que evites los alimentos ricos en calorías que son buenos para la salud, como el aceite de oliva y los aguacates.








  1. Puede renunciar a sus objetivos de pérdida de peso.

Como mencioné anteriormente, la mayoría de las personas subestiman su ingesta calórica. Este error puede hacer que las personas tiren la toalla, porque comienzan a culpar a otros factores más allá de su control, como el metabolismo y la genética.

Las personas que no cuentan calorías tienen más probabilidades de disminuir sus ingestas calóricas, ya que saben que existe la posibilidad de que estén comiendo en exceso. Quienes rastrean las calorías están convencidos de que mantienen un déficit, lo que hace que tengan menos probabilidades de comer menos alimentos.







ANTES DE RENUNCIAR AL CONTEO DE CALORÍAS

El objetivo de este artículo no fue para desalentarte de contar calorías. Solo quiero que sea consciente de los efectos secundarios de contar calorías, para poder evitarlos.

Tenga en cuenta que contar calorías solo funcionará para usted si puede estimar con precisión su ingesta calórica. Eso podría ser más difícil de lo que imaginas.